Beneficios de los aminoácidos ramificados

Los aminoácidos ramificados son compuestos muy utilizados en suplementación para ganancia muscular. También llamados BCAA’s, son unos componentes esenciales y fundamentales que debemos incorporar a través de la alimentación ya que el cuerpo no puede fabricarlos. Destacan por su gran papel en el mantenimiento y el desarrollo de la estructura muscular, ayudando a muchos deportistas a conseguir el porcentaje de músculo deseado.

Estos aminoácidos son la leucina, isoleucina y la valina, distintos al resto de los que necesitamos ingerir ya que poseen una cadena ramificada y formarán parte de la composición del músculo. Además, van a producir señales en el organismo para que la síntesis de músculo se inicie, iniciando un proceso llamado anabolismo muscular.

Ventajas al entrenar

Los beneficios de los aminoácidos ramificados son muy variados y numerosos.

En primer lugar, van a aumentar la fabricación de tejido muscular, mientras disminuyen el catabolismo, el proceso contrario mediante el cual se “degrada” el músculo para conseguir energía. Así, van a permitir la ganancia de músculo y, además, van a contribuir con la disminución de la grasa corporal buscada en muchos culturistas.

En segundo lugar, la suplementación va a permitir disminuir la fatiga tras la actividad física, facilitando una rápida recuperación. Durante la actividad física, se produce serotonina, una sustancia presente en las neuronas y que aumenta esta sensación de cansancio. No obstante, con estos compuestos, la bloquearíamos para no sentirnos fatigados en exceso. Además, los BCAA’s también pueden ser utilizados como fuentes energéticas por lo que ayudarán a preservar el glucógeno, unas moléculas de reserva encontradas en hígado y músculo.

La función sobre el sistema inmunológico también va a ser importante. Van a aumentar la producción de glutamina en nuestro organismo, un aminoácido que también tiene un gran papel en el mantenimiento muscular. De hecho, la glutamina puede aumentar la producción de hormona del crecimiento, necesaria también para la síntesis de músculo y disminución de catabolismo.

Indagando más en los aminoácidos ramificados

La toma de suplementación en estos aminoácidos puede llevarse a cabo en personas sanas. Cabe puntualizar que las personas con enfermedades del riñón deben consultar con profesionales sanitarios antes de empezar a suplementarse o a la hora de cambiar su alimentación habitual.

Durante el embarazo y la lactancia no se recomienda la toma de suplementación ya que no hay evidencias científicas suficientes para sugerir si es recomendable o no.

También, semanas antes de que entremos a un quirófano debemos asegurarnos de no tomarlos durante 15 días. Los niveles de azúcar pueden verse alterados con el consumo de estos aminoácidos, aunque en sí no resulten un gran problema.

Se debe recordar que para mantener la musculatura la alimentación debe ser muy alta en porcentaje de proteínas y, como no, en cantidad energética o calórica.

Podemos encontrarlos en alimentos como el pollo, los huevos, la carne roja o el pescado, además de la suplementación nutricional. No cabe duda de que estos aminoácidos ramificados pueden mejorar el rendimiento al entrenar en todo aquel aficionado al mundo del fitness y del entrenamiento físico.

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.