Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Motivaciones para hacer deporte

En TIMP hemos comprobado lo importantes que son las motivaciones para hacer deporte, gracias a la experiencia de muchos de los centros que trabajan con nosotros.

Miles de personas modifican sus costumbres, su rutina diaria en este caso, para incluir en su vida hábitos saludables

Comer bien, ir andando al trabajo o al centro de estudios, tener un horario de sueño acorde a sus necesidades o ir a un centro deportivo o gimnasio para cuidarse haciendo uso de la app de reservas de TIMP, por ejemplo, son algunos de estos hábitos. Y para ello, son muchas las motivaciones para practicar deporte que pensamos y que nos pueden animar para empezar a cuidarnos. 

Las motivaciones para acudir a un centro deportivo son variadas. Dejar a un lado la pereza y empezar a cuidarse puede más fácil de lo que piensas. Hacer deporte sobre todo es ganar en salud.

Te contamos las motivaciones más importantes:

1. Liberar tensiones
Tras un largo día de trabajo muchas personas acuden al gimnasio para liberar las tensiones generadas a lo largo del día. Incluso otras personas acuden a primera hora para empezar el día relajados con buenas vibraciones.

2. Tener más fuerzas
La actitud con la que puedes afrontar el día a día tras ir al gimnasio es diferente. Se es más positivo, conciliador y está comprobado que tu humor mejora poco a poco.

3. Mejora el ánimo
Siempre al acabar el gimnasio te sentirás mejor. Acabarás o comenzarás el día con una sonrisa, mejorando el ánimo.

4. La ropa
Muchas personas van a un centro deportivo porque les aterra no poder tener la ropa que desean. Que no les valga, que no les quede como le gusta, alcanzar una talla determinada… mejora el autoestima, te cuidas y además te sientes mejor.

5. Autoestima
Sentirte mejor con uno mismo en la práctica del deporte hará que te sientas mejor contigo mismo. La autoestima se verá mejorada y con ello la proyección personal que das a los demás. Te ves y sentirás muy bien.

6. Socialización
¿Te imaginas hacer unas pesas mientras hablas con un compañero? Hacer amigos en el gimnasio o haciendo deporte es muy fácil. La sociabilidad es importante, y conocer a gente que además pueda compartir otros gustos o intereses más allá de las pesas, con la que puedas salir, será posible.

7. Salud
Además de perder peso estaremos en forma siempre. Ágiles, productivos y sanos. La práctica diaria del deporte nos ayuda para mantener los músculos, huesos y la mente en buen estado. El cuerpo rejuvenece, retrasando el efecto del envejecimiento, además de que disminuye el riesgo de desarrollar cáncer.

8. Descanso
Muchas personas sufren de problemas de sueño. No pueden dormir bien o les cuesta coger el sueño. Haciendo ejercicio consigues dormir mejor: tu cuerpo se puede sentir cansado y los ritmos cardiacos se mantienen en un nivel mejor.

9. Creatividad
Cuando realizamos deporte, el pensamiento creativo sale reforzado, sobre todo cuando las personas caminan. Mientras realizas ejercicio es posible pensar en lo que puedes llegar a conseguir.

Estos son algunas de las principales motivaciones para hacer deporte que existen. En definitiva, ganar salud, vitalidad, rejuvenecer, conocer a gente y sentirse bien con uno mismo son los que más llaman a la gente a un gimnasio o centro deportivo. 

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.