Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Las lesiones más habituales en CrossFit

El CrossFit está tomando una gran relevancia, debido a sus poderosos beneficios y al gran incremento de rendimiento que puede experimentar nuestro organismo. La realización de diversidad de ejercicios en un circuito a muy alta intensidad puede ser muy beneficioso. Sin embargo, es imprescindible conocer los efectos contraproducentes y las posibles lesiones en CrossFit que aparecen al elevar excesivo peso.

Lesiones en CrossFit más frecuentes al levantar pesas

Las tendinitis son muy frecuentes. El llamado codo de tenista (tendinitis del codo) es una lesión causada por un mal agarre de las pesas. Los síntomas se manifiestan con un dolor en la parte externa del codo. Por otro lado, la tendinitis rotuliana es una lesión también común que se caracteriza por dolor en la rodilla.

Investigaciones recientes han demostrado que el CrossFit puede ser beneficioso para la espalda, exceptuando la realización de los movimientos de levantamiento de pesas. Así, las hernias de disco son frecuentes y pueden estar causadas por una técnica de levantamiento de pesas deficiente. Los posibles síntomas de una hernia discal se manifiestan por dolor de espalda localizado, así como entumecimiento u hormigueo que se dirige hacia nuestras piernas. Recuerda que la columna cervical también está muy predispuesta a padecer lesiones.

Con respecto al hombro, muchas personas han oído hablar de las lesiones del manguito de los rotadores. Ante el levantamiento continuado, podemos experimentar desgarro de sus músculos al igual que inflamación o un pinzamiento que impida el movimiento.

Como no, también pueden aparecer sobrecargas musculares que puedan producir pesadez y dolor en los grupos musculares afectados. De hecho, pueden llegar a afectar a las articulaciones y disminuir nuestra movilidad.

Sobrecargas musculares y otras afecciones: fisioterapia para tratarlas

No cabe duda de que las anteriores lesiones deben tratarse cuanto antes, especialmente, para poder minimizar los riesgos asociados. La fisioterapia puede aliviar el dolor, así como tratar la lesión para una óptima recuperación de la misma.

La fisioterapia engloba distintas técnicas para poder tratar cada afección. La termoterapia o la aplicación del calor es una de ellas, especialmente para tratar las contracturas y las sobrecargas. Por otro lado, encontramos la electroterapia, que utilizará la misma electricidad para estimular los músculos, muy usada en tendinitis o para reparar músculos atrofiados. De hecho, la técnica TENS de electroterapia puede ayudar a calmar el dolor producido, junto a un adecuado masaje terapéutico para disminuir la inflamación en distintas alteraciones. También, podemos contar con el vendaje neuromuscular o las técnicas de ejercicios físicos personalizados para coadyuvar nuestro tratamiento farmacológico o médico.

Para mayor eficacia, en dolencias y afecciones de la columna (especialmente, hernias discales) se utilizará la rehabilitación con ejercicios fisioterapéuticos que se enfoquen en el aumento de la flexibilidad del paciente, así como el fortalecimiento de músculos que ayuden a sostener la columna vertebral.

La fisioterapia es un gran aliado para el tratamiento de lesiones en CrossFit, sobre todo en el levantamiento de pesas. Para personas que necesitan registrar su rendimiento en actividad física, es indispensable que cuenten con un sistema de gestión y planificación, como TIMP. Sin duda, más vale llevar a cabo un riguroso control de nuestro rendimiento para evitar lesiones.

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.