Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El kettlebell sport ha venido para quedarse

Cualquier aficionado al deporte o cualquier persona que acuda con regularidad a un gimnasio habrá visto, por lo menos alguna vez, estas pesas rusas conocidas por el nombre de kettlebell. No llevan en las salas de fitness toda la vida, sino que comenzaron a verse en nuestro país conforme entrábamos más de lleno en el siglo XXI.

Cada vez más usuarios se animan a usar estas pesas tan peculiares en su entrenamiento, y ha llegado el momento en que es muy complicado no verlas en un gimnasio. Además, en los últimos tiempos asistimos a una transformación en el uso de estas herramientas deportivas y, sin duda, su popularidad se ha vuelto imparable.

Del entrenamiento en el gimnasio a la disciplina profesional

Inevitablemente ligado a la práctica del crossfit, el entrenamiento con kettlebell se ha convertido ya en toda una disciplina profesional, aunque todavía no pisa en España con tanta fuerza como en otros países. Así, cuenta con sus propias rutinas, niveles, tipos de ejercicios y hasta diferentes categorías.

No obstante, como decimos, no goza de una implantación tan fuerte en nuestro país como lo hace en su lugar de origen: los países del este de Europa. En ellos es considerada una disciplina deportiva desde hace décadas, un dato que nos puede dar una pista sobre la evolución que este deporte va a experimentar en España y en otros lugares del mundo en los próximos años.

Como ocurre con cualquier disciplina deportiva profesional, en su nombre se celebran campeonatos en numerosos países, y por eso es importante que conozcamos cuáles son sus niveles y categorías de ejercicios. Como punto de partida, tendremos en cuenta que el principal objetivo será realizar las máximas repeticiones posibles dentro de un periodo de tiempo concreto. Estas son las dos disciplinas que se incluyen en la competición:

  • Biatlon: incluye a su vez dos pruebas: jerk, con dos pesas y snatch, con una sola pesa.

  • Long Cycle: es la siguiente prueba, se desarrolla con dos pesas y consta de dos movimientos repetidos.

Si la competición es femenina, en principio, se usará únicamente una pesa en todas las modalidades, aunque últimamente estamos viendo como las mujeres deciden también competir utilizando dos pesas. En cualquier caso, la duración de las pruebas será siempre de diez minutos.

Existe, por último, otra modalidad de competición que se basa mucho más en la resistencia física de los participantes. Así, estos intentarán no soltar las pesas durante 30 minutos (media maratón) o una hora (maratón).

Una rutina efectiva

Cualquier persona, tenga la edad que tenga, puede practicar el kettlebell sport. De hecho, la rutina de este tipo de entrenamiento presenta una serie de beneficios que ayudarán a quien lo practique a mejorar su condición física en pocas sesiones. Los efectos más patentes serán el aumento de la fuerza y de la resistencia, pero hay muchos otros: mejora la coordinación, aumenta la potencia del cuerpo, se incrementa la capacidad aeróbica del deportista… Además, se obtiene una mejora en la flexibilidad de los músculos y en la velocidad de los movimientos corporales.

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.