Zumba: ¿qué necesitas para impartirlo en tu centro?

Si alguien te dice que nunca antes ha escuchado la palabra Zumba, seguro que te preguntas en qué planeta ha estado viviendo los últimos años. 
Es un hecho que este estilo de baile lleva marcando tendencia desde hace más de dos décadas y no parece que vaya a salir de nuestros gimnasios. El baile se ha popularizado internacionalmente, llevando a más de 15 millones de seguidores de todo el mundo a practicarlo.

Si aún no impartes clases de Zumba en tu centro, en este artículo del blog de TIMP vamos a repasar en qué consiste y las principales herramientas que se suelen emplear para dar clases de Zumba.

Convierte tu centro en una fiesta y toma nota de todo lo que te hace falta para impartir una buena clase de Zumba.

¿En qué consiste una buena clase de Zumba?

El Zumba es una actividad dirigida que mezcla bailes latinos y ejercicio aeróbico en grupo. Esta disciplina deportiva originada en Colombia tiene la finalidad de perder peso y tonificar la musculatura a la vez que nos divertimos al ritmo de la música.
La duración de las clases es de aproximadamente 50 minutos y su funcionalidad está dividida en cuatro cuadrantes. Los tres primeros se centran en tonificar las extremidades superiores e inferiores mediante ejercicios de cardio y el último en la zona abdominal. Durante la clase se fusionan movimientos de alta y baja intensidad para que la quema de grasas sea más eficiente.

Tipos de Zumba

A lo largo del tiempo han ido surgiendo nuevas modalidades de Zumba mezcladas con otras especialidades. Las más populares son:
  • Zumba Step: incluye una plataforma a los pasos de baile que te obliga a subir y bajar durante una hora, a la vez que te mueves al ritmo de la música.
  • Zumba Toning: enfoca los movimientos exclusivamente en mejorar la tonificación y definición de los músculos intensivamente.
  • Aqua Zumba: ideal para las personas que buscan ejercitarse bajo el agua, añadiendo la resistencia del agua y suavizando el impacto en las articulaciones. Esta modalidad es perfecta para las personas de edad avanzada o con problemas de movilidad.
  • Zumba Kids y Junior: actividad centrada para que los mas pequeños se entretengan con coreografías originales y mejoren su coordinación corporal-kinestésica.
Además, también es cada vez más frecuente practicar Zumba al aire libre. Y en estos tiempos es más que recomendable, especialmente si la sala en la que lo impartes no es muy amplia.

Beneficios para los usuarios

Sólo porque Zumba sea una actividad divertida no significa que no sea un ejercicio efectivo. Los beneficios más destacables de practicarlo son:
  • Quema calorías
  • Aumenta la resistencia
  • Mejora la postura
  • Aumenta la confianza
  • Reduce la ansiedad y el estrés
  • Entrena todo el cuerpo
  • Requiere de poco material

¿Cuáles son las herramientas necesarias en una clase de Zumba?

Como hemos comentado, uno de los pros que ofrece Zumba es la versatilidad que tiene sin la necesidad de contar con muchos instrumentos. 
Es muy fácil impartir una actividad de Zumba en cualquier centro, ya que sólo se necesitan dos elementos: un profesional con formación en esta disciplina y una playlist con canciones del momento. Lo ideal es que sea música bastante movida, y la latina funciona especialmente bien en estas clases.
Y si además quieres llevar la sesión a otro nivel, puedes incluir materiales añadidos como mancuernas de poco peso (entre 0,5 y 1 Kg) al estilo maracas o una plataforma tipo escalón para transformar la clase de Zumba en Zumba Step.
Viéndolo así, es muy asequible traer el fitness más rítmico a un centro deportivo. ¿Te animas a que tus clientes «muevan el esqueleto» mientras queman unas cuantas calorías?

Fuentes:

Zumba.com – Página web oficial de Zumba

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.