Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Los diferentes tipos de masajes terapéuticos

Tipos de masajes terapéuticos: ofrécelos en la app

Entre otras muchas funcionalidades, TIMP ofrece un completo sistema de reservas para centros de bienestar, muy usado por ejemplo en clínicas de fisioterapia. Y, precisamente, en este artículo queremos hacer un repaso a los principales tipos de masajes terapéuticos que se ofrecen en estos centros.

Además, si tienes un centro de fisioterapia y bienestar te daremos algunos consejos para que destaques en la app de reservas los masajes terapéuticos que ofreces. Esto te ayudará a facilitar las reservas a tus pacientes, algo que podría aumentar tu facturación.

¿Te apuntas a este recorrido?

 

Tipos de masajes terapéuticos y sus características

Existe una gran variedad de masajes terapéuticos. Aquí vamos a hablar de los principales, aquellos que se aplican con mayor frecuencia en las clínicas de fisioterapia:

Roce o deslizamiento

Este tipo de masaje terapéutico consiste en frotar suavemente, con lentitud y uniformemente, la zona del cuerpo en la que se aplica el tratamiento. Es habitual emplear este tipo de masaje al iniciar una terapia y también al finalizarla.

Si el objetivo es precalentar los músculos, se realiza generalmente con movimientos más rápidos, y puede realizarse longitudinal o circularmente.

Cuando queremos mejorar la circulación sanguínea y aumentar la regeneración de la piel, el roce o deslizamiento se puede llevar a cabo superficialmente. En cambio, si lo que se busca es descontracturar y mejorar la circulación sanguínea y linfática, un roce profundo ayudará a alcanzar tejidos subcutáneos como músculos, fascias y tendones.

Masaje terapéutico con deslizamiento

Fricción

En este masaje, el terapeuta utiliza las puntas de sus dedos para realizar una presión controlada mediante movimientos muy breves.

Es muy utilizado para masajear las articulaciones, reducir su inflamación y mejorar su movilidad. Además, las fricciones aumentan el riego sanguíneo en la zona tratada, separan los tejidos evitando que se formen adherencias y tienen un efecto analgésico.

Compresión

A diferencia de otros tipos de masaje, en la compresión no se realizan desplazamientos en ninguna dirección sobre el tejido tratado. Como indica su nombre, se ejerce una presión en la zona que oscila entre treinta segundos y un minuto.

El objetivo es disminuir la inflamación local y aumentar el drenaje de los tejidos linfáticos.

Percusión

Los masajes que utilizan la percusión son muy vigorosos, y encontramos fundamentalmente dos tipos: el golpeteo y el hacheado.

El primero se caracteriza por efectuar pequeños golpecitos sobre la zona tratada con las palmas de las manos en posición cóncava, lo que genera un sonido característico al contacto de la palma ahuecada con el cuerpo. Por su parte, el hacheado toma su nombre del hecho de golpear el cuerpo suavemente con el borde de la mano, emulando ligeramente el golpe de un hacha.

La percusión se utiliza para aumentar el riego sanguíneo en la zona, estimular al paciente gracias a su naturaleza enérgica y aumentar el tono muscular.

Amasamiento

Se trata de un tipo de masaje terapéutico que se utiliza con el fin de facilitar la nutrición muscular, relajar los tejidos musculares y propiciar la eliminación de sustancias de deshecho.

Para ello se realizan movimientos enérgicos rítmicamente que despegan los tejidos profundos de los más superficiales y desplazan las fibras musculares, favoreciendo el movimiento de líquidos internos.

Un masaje terapéutico vigoroso energiza al paciente

Vibración

El masaje vibratorio consiste en realizar movimientos muy rápidos y cortos, con mucho vigor, que producen una vibración que relaja el músculo, estimula la circulación sanguínea y estimula la capacidad de contracción de las fibras musculares.

 

Beneficios de los masajes terapéuticos

Los masajes terapéuticos tienen múltiples beneficios para los pacientes que los reciben. Entre los principales destacamos los siguientes:

Alivian la tensión muscular

Uno de los efectos más notables de los masajes terapéuticos es que reducen las tensiones que se acumulan en los músculos por efecto del estrés cotidiano. Así, se reducen también los dolores asociados y se mejora notablemente el bienestar del paciente.

Estimulan la circulación sanguínea

Ya lo hemos apuntado al comentar los distintos tipos de masajes terapéuticos: la circulación sanguínea se ve estimulada con la mayoría de estos masajes, por lo que mejora el drenado de líquidos, se alivia la pesadez en los miembros y la piel gana elasticidad y tersura.

Ayudan a eliminar los exudados orgánicos

En ocasiones, en los fibras musculares y bajo la piel se acumulan exudados orgánicos: líquidos de deshecho o directamente tóxicos como el pus que se forma al infectarse una herida o una lesión interna. Algunos masajes terapéuticos tienen la facultad de favorecer el movimiento de estos exudados y su posterior eliminación o reabsorción.

Previenen lesiones

Al tonificar la musculatura y eliminar o reducir contracciones, los masajes ayudan al músculo a dar mayor soporte a huesos y articulaciones, previniendo así todo tipo de lesiones relacionadas con estas partes del cuerpo.

Mejoran el bienestar psicológico

Cuando mejora la salud corporal mejora también el bienestar mental. Además, como muchos de estos masajes son bastante enérgicos suele producirse un efecto revitalizante en el paciente, que ve como su humor mejora y se reduce su estrés.

El masaje terapéutico mejora el bienestar psicológico

 

¿Tus clientes reservan los masajes terapéuticos desde la app?

Ahora que hemos hecho un breve repaso a los principales tipos de masajes terapéuticos, llega la pregunta del millón: ¿los ofreces en tu clínica de fisioterapia a través de la app de reservas?

Como sabes, con la app de reservas de TIMP tus pacientes reservan con total libertad las sesiones que pones a su disposición. Pero tal vez estás ofreciendo en tu calendario algo tan genérico como «Consulta de fisioterapia» o algo más concreto pero igualmente muy general como «Masaje».

Con el objetivo de que tus pacientes tengan un amplio repertorio de masajes terapéuticos para elegir, te recomendamos que además de sesiones más genéricas como las anteriores ofrezcas también reservas para «Masaje de fricción», «Masaje de percusión» o «Masaje de compresión». Los pacientes que tienen una primera cita contigo posiblemente reservarán una sesión más general, pero los que acuden a tu consulta con frecuencia podrán reservar aquél masaje que más les apetezca, porque ya los conocen.

Esto, que parece una tontería, les otorga más libertad de elección y a ti te permite preparar previamente la sesión porque ya sabes qué tipo de masaje específico han reservado.

Anímate y ofrece distintos masajes terapéuticos en la app. ¡Verás como triunfan!

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.