Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

#ElBalcónDeTIMP: las conclusiones de los gerentes


Cómo pasa el tiempo. Durante el periodo de confinamiento en España a raíz de la emergencia sanitaria por COVID-19, en TIMP hemos salido al balcón para saludar a un buen número de gerentes de centros que usan nuestra herramienta. 


La idea era conocer cómo se estaban adaptando a esta nueva situación y qué medidas ponían en marcha para superarla de la mejor manera posible.


Algo más de dos meses después, muchos centros ya vuelven a abrir sus puertas intentando recuperar poco a poco la normalidad de la que disfrutábamos antes del estado de alarma.


Así pues, ha llegado el momento de cerrar nuestro balcón particular y hacer un repaso a los puntos más interesantes que hemos ido tratando a lo largo de estas charlas con nuestros vecinos.

#ElBalcónDeTIMP: el testimonio de los gerentes


A lo largo de nuestras 12 charlas con distintos gerentes de negocio hemos podido extraer un conjunto de conclusiones muy interesantes. Estas son las principales:

La necesidad del servicio online


Como nos contaba Julia Arteaga, tras una situación como esta se hace evidente que poder ofrecer los servicios mediante el canal online es ya una necesidad y no solamente una opción. 


Algo en lo que coincide también Patricia Alba, que hace hincapié en la urgencia de seguir trabajando para mejorar ese aspecto de su negocio. Como el suyo, muchos centros están avanzando para sacar el máximo partido a la vía online, y aquellos que ni siquiera se lo habían planteado aún deben ponerse al día cuanto antes.


Verónica Alonso incide igualmente en este aspecto, y añade que aunque se eche en falta la calidez que aporta estar cara a cara con los alumnos, ofrecer clases en línea es un camino a seguir incluso con el centro abierto y las clases presenciales en marcha.

La transformación digital es posible


Por su parte, Yurena Méndez nos comenta que todo el proceso de transformación digital no es ninguna utopía, especialmente si se cuenta con las herramientas adecuadas y las ganas de adaptarse en tiempo récord a una situación imprevista como la que se ha vivido en los últimos meses.


Como dice Fernando Martínez, lo fundamental es actuar a tiempo aunque el plan no sea perfecto: a partir de ahí siempre se pueden añadir mejoras, pero dar opciones online a los clientes lo antes posible es un primer paso elemental.


Y Miriam Prieto nos recalca la gran importancia de diversificar el negocio, ya que para muchos clientes la parte presencial del mismo será imprescindible y para otros lo será la online, con lo cual ambas vertientes deben convivir para poder abarcar todas sus necesidades.

La importancia de ser solidarios y cuidar de los nuestros


Héctor y Marcos no dudan en mostrar su apoyo incondicional a aquellos profesionales que se la juegan cada día para que el resto de la gente se mantenga sana y a salvo: personal sanitario, trabajadores logísticos y de reparto, etc. 


Lo mismo opina Isaac Fernández, que hace extensible esta solidaridad también al alumnado, destacando que a partir de ahora el valor de “lo presencial” va a ser sin duda incalculable en un mundo donde cada vez se trabaja más a distancia.


Javier Carbajo destaca a su vez que el principal activo con el que cuenta todo negocio es su propio equipo de profesionales y los clientes a los que da servicio. Cuidarlos bien es fundamental -más si cabe en un momento como el actual- para que todo siga adelante.


En esa línea nos habla también Silvia Palomo, al asegurar que cuando empezó todo apostó por dar apoyo emocional a sus alumnas en un momento tan complicado, preguntándoles qué necesitaban y así poder trazar la hoja de ruta para las semanas siguientes.

Reconvertirse puede ser la clave


Andrea y Joan lo tienen muy claro: reinventarse es fundamental, especialmente en aquellos centros que ofrecen un servicio como el suyo, la fisioterapia, en el que el trabajo manual con el paciente es el día a día. Durante el confinamiento han creado nuevos servicios exclusivamente a través de internet para que sus clientes puedan aliviar sus dolencias desde el hogar.


Finalmente, Ramón López afirma que durante estas semanas él y su equipo han tenido la oportunidad de poner en marcha servicios en línea cuya idea ya tenían en mente antes del confinamiento, pero que por el peso presencial del yoga siempre se quedaban en el tintero. Así, la necesidad de orientarse hacia lo online ha acelerado su diseño definitivo y su implementación en el negocio.


Como ves, cada testimonio es una vivencia de primera mano que podríamos aunar en la siguiente frase: reconvertir el negocio para ofrecer servicios online es posible en muchos casos y tan necesario como velar por las necesidades del equipo y los clientes.


Con esta reflexión colectiva cerramos las puertas de este balcón, deseando que la próxima vez que nos asomemos sea para celebrar que, juntos, hemos encarado el futuro con determinación, trabajo duro y la tecnología que hace posible llegar a los clientes hasta en los momentos más complicados.


¡Hasta siempre! 

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.