Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

#ElBalcónDeTIMP: hoy saludamos a Ramón López


Desde el balcón de vivea, en Viladecans, nos saluda nuestro vecino Ramón López, que junto a Kassandra Gil dirije este espacio donde ofrecen clases de yoga, pilates, respiración y alimentación a aquellos que necesitan un oasis de paz e inspiración en la jungla urbana.


En nuestra charla Ramón remarca el compromiso de vivea de estar cerca de sus clientes aunque no puedan verlos en persona como antes.


Así ha sido nuestra conversación con él.

Ramón, ¿cómo has afrontado la situación estas semanas?¿Qué medidas habéis tomado tú y tus profesionales?


Desde el primer día nos pusimos manos a la obra creando contenido online para poder seguir ofreciendo nuestros servicios a nuestros alumnos. Durante las primeras semanas lo ofrecíamos también de manera gratuita a cualquiera de nuestros seguidores a través de la redes sociales.


Nuestros profesores se han involucrado al máximo grabando sus clases con los medios que tenían: móviles, tabletas, ordenadores…

¿Habéis podido adaptar alguno de vuestros servicios al formato online? ¿Estáis utilizando el muro, el buzón y las sesiones online de TIMP?


Al principio creamos una lista oculta de YouTube para nuestros socios donde íbamos subiendo todo ese contenido que nuestros profesores iban creando, pero a las pocas semanas pusimos en marcha las clases online y en directo a través de ZOOM, para darle un carácter más personal a las clases y mantener la filosofía vivea de la manera más adecuada posible. 


Para ello reajustamos el horario de TIMP transformando todas nuestras clases presenciales a clases online.


Hemos creado una nueva tarifa de mantenimiento y más económica para nuestros socios con la intención de mitigar todo lo posible el impacto económico que nos implica esta situación. Los gastos del negocio siguen siendo los mismos pero los ingresos evidentemente no. Pero eso no nos impide seguir trabajando en nuestra misión de ofrecer lo mejor a nuestros socios.


Por supuesto nuestra manera de comunicarnos con ellos ha sido a través del muro y el buzón de TIMP.

¿Cómo ha sido la acogida de vuestros clientes a las clases online?


Ha sido positiva, muchos de ellos nos agradecen el esfuerzo que estamos haciendo para seguir ofreciendo su practica diaria. Pero no hay que negar que la mayoría prefiere una práctica presencial y no se adapta a esta nueva manera de seguir las clases.

Como gestor de centro y a nivel profesional, ¿qué aprendizaje crees que puedes extraer de esta situación?


Sin duda ha sido un golpe duro para nosotros e imagino que para muchos negocios de nuestro colectivo. Pero en nuestro caso ha servido para poner en marcha proyectos que teníamos en el tintero, como ofrecer nuestros servicios online, no solo a nuestros socios actuales sino también a nuevos socios virtuales, y trabajar con más profesores que no viven en nuestra zona.

Ahora que no atendéis presencialmente a vuestros clientes y quizá disponéis de más tiempo, ¿estáis trabajando en áreas de gestión de vuestro centro en las que antes no podíais centraros? ¿Cuáles son?


Sí, precisamente vivea no es solo un centro de yoga. Tal y como nuestro logo indica (YOGA · FOOD · ATTITUDE) ofrecemos experiencias que aúnan estas tres áreas, pero sí es cierto que el yoga tenía un protagonismo especial en nuestro espacio. 


Ahora hemos podido poner en marcha más servicios de las otras dos áreas y curiosamente el área de attitude, más comúnmente conocida como crecimiento personal, nos está funcionando muy bien.


Estamos recibiendo muchísimas consultas a este nivel y nuestra profesional en psicología está atendiendo a muchas personas. Por ello también lo hemos añadido a nuestro calendario de TIMP.

Para terminar, ¿qué práctica o ejercicio aconsejáis a vuestros clientes en estas semanas de confinamiento?


En nuestro caso les aconsejamos y les ofrecemos clases de yoga, pilates, meditación, alimentación saludable y crecimiento personal


Pero lo que realmente les aconsejamos es que adapten sus actividades diarias de la manera más optima creando un equilibrio entre sus necesidades y las de su familia. Nos importa la salud de nuestros clientes y seguiremos acompañándoles aún a pesar de no poder verlos como antes


Pronto pasará todo esto y entonces podremos volver a disfrutar de su compañía y la de todo nuestro equipo.


Como nos cuenta Ramón, en vivea han podido aprovechar para ofrecer estos días nuevos servicios que están teniendo una gran acogida, como las consultas del área de desarrollo personal. Una señal de que tanto ellos como sus clientes trabajan cada día por seguir creciendo en muchos aspectos.


Desde TIMP nos despedimos de Ramón y todo el equipo de vivea hasta que nos asomemos de nuevo al balcón. ¡Nos vemos muy pronto!

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.