Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

#ElBalcónDeTIMP: hoy saludamos a Héctor y Marcos

Desde nuestro balcón hemos saludado hoy a nuestros vecinos melillenses Héctor y Marcos, gerentes de Entrenamientos 180º, un centro deportivo que ofrece a sus usuarios entrenamientos personalizados, entrenamiento funcional, clases de readaptación de lesiones y preparación para oposiciones.

En estos días de encierro en casa debido a la crisis que ha desatado el COVID-19, Héctor y Marcos destacan la solidaridad de la sociedad española en la gestión de esta pandemia.

Descubre a continuación lo que nos han contado asomados a su balcón.

Héctor y Marcos, ¿cómo afrontásteis la situación los primeros días?¿Qué medidas tomásteis en Entrenamientos 180º?

Bueno, lo afrontamos con un poco de incertidumbre al principio, porque no sabíamos cómo iba a evolucionar todo esto, cuánto tiempo iba a estar el negocio cerrado, si podríamos hacer alguna reformilla que teníamos en mente…

Días antes de que se detectasen los dos primeros casos en Melilla y se decretase el estado de alarma nosotros ya publicamos que íbamos a tomar medidas como reducir el aforo en el centro, mantener las distancias entre los socios, desinfectar las instalaciones todos los días… Pero al final no se pudieron aplicar debido al estado de alarma, y nos alegramos de que haya sido así porque es lo más seguro para todo el mundo.

¿Habéis podido adaptar alguno de vuestros servicios al formato online? ¿Cómo lo habéis hecho? ¿Estáis utilizando el muro y el buzón de TIMP para enviar clases en vídeo?

Todo lo que hacíamos normalmente lo hemos adaptado a la agenda actual realizando vídeos en directo a través de nuestras redes sociales: Facebook, YouTube e Instagram.

Los dos nos vamos alternando -un día uno de nosotros y al siguiente el otro- para hacer un directo en redes sociales con la sesión que hemos planificado para ese día.

Luego utilizamos el muro de la aplicación de TIMP para colgar por la mañana cada entrenamiento, de forma que la gente lo pueda hacer a la hora que le venga mejor, porque no todos pueden hacerlo en directo. Así nos aseguramos de que todos los días tengan un entrenamiento colgado en el muro para que lo puedan realizar en casa, y siempre lo vamos variando.

Tenemos bastantes usuarios que venían a hacer otro tipo de entrenamiento funcional más personalizado, rutina que en un principio habían perdido debido a esta situación, aunque de todas formas muchos nos escriben y les mandamos una tabla adaptada a su caso particular, con su rutina específica para que puedan seguir con el trabajo en casa.

¿Qué acogida tienen entre vuestros clientes los directos que hacéis?

La verdad es que la respuesta de todos ellos es muy buena: nos mandan fotos de los entrenamientos que hacen con nosotros, nos etiquetan en las redes sociales, cuando estamos haciendo los directos nos escriben diciéndonos lo «reventados» que están, etc.

También podemos ver cuántos de ellos están conectados en directo a cada sesión, y generalmente entre todos los canales vemos que durante cada una de ellas tenemos unas 100 personas viéndonos, lo cual no está nada mal. Ahora, si están haciendo el ejercicio ya es otra cosa (risas).

Además aprovechamos las 20:15h, qué es más o menos la hora a la que la gente termina de aplaudir en los balcones apoyando a los profesionales que están trabajando por nuestra salud y bienestar, para engancharnos con ellos y empezar el entrenamiento ahora que ya están de pie. Hemos visto que es el horario que mejor les viene. 

Y en cualquier caso como el entrenamiento se queda grabado lo pueden seguir a la hora que quieran. 

En definitiva, estamos teniendo muy buena acogida en las redes y nuestro número de seguidores se está incrementando bastante, por lo que esta situación al menos nos está sirviendo para reforzar nuestra presencia online.

De hecho, un gran número de clientes nos ha preguntado si hay alguna forma de pagarnos por el trabajo que estamos haciendo desde casa, y hablándolo los dos decidimos no cobrar las clases, aunque muchos de ellos nos abonan una cantidad mediante Bizum, la que ellos consideran, y es algo que agradecemos mucho, especialmente por la confianza que siguen depositando en nosotros.

Aprovechamos para darles las gracias también desde aquí por habernos hecho esos aportes en una situación como esta.

Como gestores del centro y a nivel profesional, ¿qué aprendizaje creéis que podéis extraer de esta situación?

Hemos podido comprobar que hay mucha unidad en España. Por ejemplo, estamos viendo en las noticias cómo mucha gente está donando cosas, cambiando sus hábitos para elaborar mascarillas para los diferentes cuerpos de seguridad, personas con impresoras 3D en sus casas colaborando para fabricar EPI y otros materiales que puedan ser de utilidad para los profesionales sanitarios, otras personas mandando ramos de flores al hospital… 

Nosotros mismos hemos mandado dulces y otros detalles para que los profesionales de los hospitales sepan que no están solos. Debemos apoyar de la mejor forma que podamos a la gente que está trabajando en estos sitios.

Todo esto al final está contribuyendo a que España esté más unida cómo sociedad. Creemos que cuando pase todo vamos a ver la vida de otra forma, se va a dar más importancia a este tipo de trabajos.

Ahora que no atendéis presencialmente a vuestros clientes y quizá disponéis de más tiempo, ¿estáis trabajando en áreas de gestión de vuestro centro en las que antes no podíais centraros? ¿Cuáles son?

La verdad es que los dos nos hemos repartido siempre el trabajo de tal forma que nos ha dado tiempo a abarcarlo todo. Los fines de semana no abríamos el centro, así que aprovechábamos para hacer un poquito de papeleo.

Durante este periodo de confinamiento nos gustaría si es posible hacer una reforma en el local -algo que teníamos pendiente- con la idea de que, si todo va bien, cuando podamos reabrir la gente venga a entrenar a un local más grande y estemos todos aún más cómodos.

Para terminar, ¿qué práctica o ejercicio aconsejáis que hagan vuestros usuarios en casa?

Nosotros les aconsejamos que desconecten mentalmente un poco de esta situación mientras estén en casa, y en ese proceso nuestros entrenamientos van muy bien.

Lo que intentamos es introducir en casi todas las sesiones un porcentaje alto de cardio para que el cerebro desconecte de todo esto y se centre en la actividad que estamos haciendo, así como ejercicios de resistencia muscular, todo con el objetivo de que no se nos atrofie el culete ni nos crezca la barriga de estar tanto tiempo sentados en el sofá y picoteando a cualquier hora.

Como vemos, Héctor y Marcos están aprovechando este tiempo de confinamiento para reforzar su presencia en redes, puesto que ahora el servicio que prestan a sus clientes es puramente online. 

También hacen lo que está en su mano para apoyar a los profesionales que más se exponen al COVID-19 estos días. Como ellos dicen, quizá cuando pase todo demos más importancia a esos trabajos en los que antes apenas nos fijábamos y sin los cuáles no podríamos salir a flote.

Con la actitud tan positiva de Héctor y Marcos nos despedimos hasta nuestra próxima salida al balcón de TIMP. ¡Hasta pronto!

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.