Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

5 de las comidas más saludables para el verano

El verano ya está prácticamente con nosotros y con él llegan muchas preguntas, aunque una de las más habituales es: ¿cuáles son las comidas saludables para verano? Es obvio que en los meses estivales se puede comer lo mismo que el resto del año, siempre que comamos de forma saludable y hagamos ejercicio con regularidad. 
Pero también es cierto que por sus características el verano facilita ciertos hábitos que ponen en riesgo una buena alimentación.
Por esa razón, en este artículo del blog de TIMP vamos a comentar 5 de las comidas más saludables para el verano. Además te contaremos qué factores propios de estos meses calurosos influyen en la manera en que nos alimentamos de junio a septiembre.
¿Quieres chuparte los dedos este verano cuidando de paso tu salud? Qué hambrecita te va a entrar ahora mismo…

Alimentación en verano: hábitos que te animan a cambiar de recetas

En los meses de estío suelen ocurrir un par de cosas que cambian las reglas del juego en lo que a alimentación se refiere:

Deshidratación en verano

Como hace mucho calor el cuerpo se deshidrata más rápidamente. En consecuencia, debemos beber agua más a menudo y, si es posible, consumir alimentos ricos en líquido, como la fruta.

Calor y sedentarismo

El calor no invita a hacer ejercicio, y esta es una de las consecuencias habituales del verano: hacemos menos deporte. Por esta razón la ingesta calórica debe ser menor si no estamos muy activos físicamente.
Además, ya de por sí en los meses de verano quemamos menos grasa porque nuestro cuerpo no necesita protegerse del frío. Así las cosas, conviene ingerir alimentos frescos, nutritivos y evitar comidas como las frituras y la bollería industrial (mejor evítala todo el año).

Ahora que tenemos más claro por qué en verano es habitual cambiar nuestra alimentación, vamos a conocer 5 de las comidas más saludables para el verano que tienen en cuenta estos factores.

5 comidas muy saludables para el verano

Si no has comido todavía, mejor pica algo antes de leer lo que sigue porque se te va a hacer la boca agua. Y si tienes los ingredientes a mano, mejor que mejor. ¡A cocinar!

1. Ensalada murciana

Nada mejor que abrir boca con una ensalada bien fresquita y sabrosa. La murciana es una opción estupenda porque reúne lo mejor de su increíble huerta en un plato refrescante y lleno de sabor. 
Entre sus ingredientes se cuentan el tomate murciano, la cebolla, el atún, el huevo, las olivas y la cebolla. Y, cómo no, el aceite de oliva virgen extra, todo un clásico de la cocina mediterránea. Encontrar una ensalada más saludable que esta va a ser difícil.

2. Salmorejo cordobés

Este plato consiste en una sopa fría a base de tomate, pan de telera, sal y aceite de oliva. Tradicionalmente estos ingredientes se machacaban en un mortero, aunque actualmente no es extraño triturarlos juntos con una batidora. 
El salmorejo triunfa tanto en comidas como en cenas sirviendo de entrante o primer plato, y es de lo más refrescante.

3. Berenjenas rellenas de verdura al horno

Este plato de berenjenas es una auténtica delicia que mezcla diferentes verduras como pimiento rojo y verde, ajo, calabacín o tomate triturado con diferentes especias que le aportan un extra de aroma y sabor.
A la sabrosísima base que es la propia berenjena se suma la capa final de queso fundido al horno que le aporta su inconfundible textura crujiente.

4. Aguacates rellenos de ensaladilla rusa

Lleva unos cuantos años de moda y no es para menos: el aguacate está delicioso, es saludable y combina prácticamente con cualquier ingrediente. En este caso, al igual que con las berenjenas rellenas el aguacate hace las veces de cuenco para una irresistible ensaladilla rusa. Un cuenco que también te comes… ¿no es genial?
Es complicado imaginar un bocado más refrescante que este en verano.

5. Macedonia de frutas

Terminamos con un riquísimo postre: una macedonia a base de frutas que seguro pondrá el broche de oro a cualquier comida o cena veraniega.
Mezcla en un bol las frutas que quieras cortadas a trocitos (sandía, kiwi, fresas, melocotón…), exprime varias naranjas para preparar un zumo bien fresquito y dulce con el que regarlo todo y listo: ¡tu deliciosa macedonia preparada para servir!

Conclusión

No sé tú, pero nosotros ya hemos salido a comprar todos estos ingredientes para preparar los platos tan apetecibles que te acabamos de mostrar. 
¿Lo tienes todo listo? Pues cuídate este verano mientras te das el gusto con estas comidas saludables. ¡Que aproveche!

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.