¿Para qué sirve el customer engagement?

Los negocios de fitness, wellness y centros de belleza están especialmente pensados para ofrecer una experiencia única a sus clientes. Por eso, toda su estrategia de marketing debe dirigirse especialmente hacia ellos. Conseguir su fidelidad a través de técnicas como el customer engagement y del cuidado de detalles como gestionar reservas de manera eficaz es básico para un buen desarrollo del negocio.

¿Qué es el customer engagement?

Se trata de una técnica de marketing que tiene por objetivo establecer un estrecho vínculo entre una marca y sus consumidores. De esta manera, se consigue su fidelización a largo plazo.

Lograr un buen consumer engagement pasa por ofrecer un servicio o producto de calidad y, además, tener una buena interacción con el cliente. Las redes sociales se convierten hoy en día en el mejor canal para establecer este vínculo con efectividad.

¿Por qué es necesario un buen customer engagement?

Satisfacer un comprador implica convertirlo en un cliente fiel y, a la larga, en un prescriptor del negocio. Es decir, representa la posibilidad de beneficios económicos a largo plazo.

Y no solo eso. Los clientes satisfechos son una de las mejores promociones que puede tener una empresa.

En definitiva, si se genera valor interesante para los clientes a través del customer engagement, estos lo devolverán en forma de publicidad, uno de los mayores valores para la empresa.

La satisfacción del cliente es el mejor beneficio para un centro de fitness, wellness o estética.

El cliente, el centro

Internet y las redes sociales han hecho que los clientes puedan expresar su opinión sobre cualquier tema muy fácilmente. Por lo tanto, resulta muy habitual que expresen su desencanto sobre la atención recibida en un centro concreto.

Convertir al cliente, sus necesidades y gustos en el centro de la estrategia de negocios es la manera más efectiva de conseguir un buen customer engagement y retenerlo a largo plazo. Hay que recordar que el usuario que realmente ofrece beneficios a un centro de belleza o bienestar es el que solicita sus servicios de manera repetida, no solamente en una primera ocasión.

El neuromarketing, clave del customer engagement

Conseguir la satisfacción del consumidor pasa por hacer que se sienta único. Personalizar los mensajes del negocio en función de sus necesidades es el requisito básico para conseguirlo. Aplicar el neuromarketing a las campañas de publicidad es esencial para conocer exactamente qué necesitan los clientes y cómo necesitan que se les ofrezca.

De todos modos, hay que tener en cuenta que la satisfacción del cliente va más allá de la esfera digital y tiene que incluir otras vías de comunicación físicas, como las que se establecen en acciones organizadas en el propio centro.

En definitiva, optar por situar el customer engagement en el centro de una estrategia de marketing de un centro de fitness, wellness o estética es una de las grandes herramientas para garantizar que un negocio de este tipo cuenta con una base de clientes satisfechos. Estos son, a largo plazo, la mejor garantía para asegurar los beneficios del negocio. Herramientas como TIMP son básicas para gestionar la relación con los consumidores y mejorar su experiencia. 

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.