Consigue clientes satisfechos con un servicio personalizado

La atención al cliente está cada vez más especializada. Concretamente, poco a poco el mercado se está centrando en ofrecer un servicio personalizado. Puede que un usuario acuda a un centro de wellness, deportivo o de estética con una idea muy clara sobre qué es lo que quiere, pero no es lo normal. E incluso quienes llegan con una ruta muy clara, aprecian el asesoramiento de expertos. Un profesional es capaz de analizar las necesidades de una persona, trazar un plan y realizar un acompañamiento durante todo el proceso. Y esto es en lo que consiste verdaderamente la dinámica de la personalización.

Las partes que componen un servicio personalizado

En primer lugar, debemos plantear algunas preguntas para conocer a la persona con la que estamos tratando. No se puede prestar una asistencia individualizada si no tenemos información detallada sobre sus necesidades, preocupaciones y metas a lograr. Una vez que este aspecto está claro, podemos comenzar orientando sobre las prácticas deportivas y tratamientos más aconsejables. A partir de aquí, es necesario el seguimiento durante todo el proceso. De esta manera, el cliente se siente acompañado. Pero también deberá notar que evaluamos sus progresos y que adaptamos los servicios prestados si es necesario.

¿Qué aporta desde el punto de vista del cliente?

El usuario percibe un valor añadido superior, puesto que está recibiendo unos servicios perfectamente adaptados a lo que demanda. Y sobre todo desde el punto de vista emocional, sentirse acompañado en todo momento solo aporta ventajas. Pongamos el ejemplo de un entrenamiento personalizado. En este caso, crearemos un plan de ejercicios que se adapta a la condición física, además de aportar motivación en todas las sesiones. El cliente sabe que no perderá el tiempo, que los resultados llegarán rápido y que, además, el número de lesiones se minimizarán. En definitiva, quedará satisfecho al 100%.

Beneficios desde el punto de vista empresarial

Esta ayuda individualizada es una excelente herramienta de marketing. Nos diferenciamos de la mayor parte de la competencia, que ofrece servicios enlatados, con un valor añadido incrementado. Y esto hace que destaquemos muchísimo sobre los demás y que tengamos la posibilidad de incrementar los precios. Además, permite crear campañas de marketing enfocadas a un nicho mucho más específico de personas, por lo que los resultados en cuanto a captación de clientes serán mayores. Y, por supuesto, como hemos comentado antes, esta personalización fomenta una mayor satisfacción de los servicios recibidos. Esto trae como consecuencia una mayor fidelización. Sin olvidar que aumenta exponencialmente el número de recomendaciones a amigos y familiares.

En conclusión, un servicio personalizado aporta numerosas ventajas. Desde el punto de vista del cliente, aumenta muchísimo la satisfacción. Para el empresario, mejoran los resultados desde el punto de vista económico. Y este trato especial se puede ampliar a todos los aspectos del negocio. No solo consiste en un plan de entrenamiento guiado de principio a fin. Y tampoco se trata solamente de recomendar tratamientos de wellness como consecuencia de determinadas dolencias, por ejemplo. También se puede apoyar en una herramienta como TIMP, para gestionar reservas con mayor eficiencia y comodidad.

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.