Cómo transmitir seguridad frente al COVID-19 en tu centro

En TIMP sabemos que transmitir seguridad frente al COVID-19 a los clientes de un negocio es una de las claves para recuperar la normalidad después de la reapertura tras el estado de alarma.

Porque si además de un atractivo calendario de actividades ofreces a tus clientes las condiciones idóneas para que se sientan seguros al disfrutar de tus servicios, sin duda volverán.

Consejos para que tus clientes se sientan seguros y confíen en tu centro

Conozcamos las medidas que puedes poner en marcha en tu negocio para que tus usuarios se sientan seguros como en casa.

App de reservas: gestión de aforo eficaz

Este primer paso es básico: si quieres que tus clientes se sientan seguros al usar tus servicios, debes evitar las aglomeraciones en tus instalaciones.

¿Cómo? Con la app de reservas de TIMP. Al usarla, tus clientes reservarán su plaza directamente desde su teléfono móvil. Como limitar el aforo de tu centro es algo que puedes hacer desde el panel de control de TIMP, tus clientes solo podrán reservar aquellas plazas que estén aún disponibles. Y si están todas ocupadas podrán ponerse en cola por si se libera alguna plaza o reservar directamente para otro día.

Como ves, la app de reservas te permite gestionar la cita previa de forma automática y fiable, y así tu aforo nunca se verá sobrepasado, generando toda la seguridad que tus clientes necesitan.

Elementos de seguridad bien visibles

Las botellitas de gel hidroalcohólico se han convertido en un elemento omnipresente en cualquier establecimiento, y los centros deportivos y de salud no iban a ser una excepción.

Si quieres que tus clientes disfruten de tu centro con toda tranquilidad, asegúrate de distribuir varios de estos dispensadores de gel desinfectante por todo el local, en puntos estratégicos de paso y junto al equipamiento, para que cada usuario se desinfecte las manos después de su uso.

Del mismo modo, las mascarillas son ya un elemento de seguridad imprescindible cuando nos encontramos en entornos cerrados. 

En ocasiones, la mascarilla puede desprenderse de la cara y caer al suelo, o un usuario puede tocársela sin haberse desinfectado las manos después de usar material del centro. Por eso, conviene que te anticipes a estas situaciones y coloques en el local un dispensador de mascarillas bien visible, para que puedan servirse una unidad nueva en caso necesario.

Si además optas por añadir equipos más sofisticados de desinfección, como máquinas de ozono o similares, estarás reforzando la imagen de seguridad que ofreces a tus clientes -además de lograr una desinfección más efectiva, por supuesto-. La inversión merecerá la pena.

Ofrece productos desechables

Todo usuario necesita beber agua de vez en cuando, y para ello muchos utilizan el dispensador de agua que tienes instalado. ¿Cómo pueden estar seguros los clientes de que nadie toca por accidente la boquilla del dispensador con su propia botella?

Si ofreces botellines de agua precintados tus usuarios tendrán la seguridad de que no hay riesgo de contagio en ese aspecto.

Lo mismo ocurre con las mascarillas que comentábamos antes: si ofreces mascarillas desechables, todo lo que han de hacer tus clientes al entrar es obtener una nueva y depositarla después en una papelera a la salida.

Asegúrate de distribuir un número suficiente de papeleras a lo largo del centro para que puedan depositar en ellas esos botellines vacíos y mascarillas usadas.

Mantén el equipamiento lo suficientemente espaciado

Si dispones de maquinas de fitness en tu centro o máquinas de pilates Reformer distáncialas al menos dos metros unas de otras. Haz lo mismo con las bicicletas si dispones de un sala para ciclo indoor o spinning.

De este modo tus clientes las utilizarán sin riesgo de contagio.

Limpia las instalaciones regularmente a lo largo del día

Si puedes contratar a una persona que limpie regularmente todos los equipos que los usuarios utilizan a lo largo del día aumentarás muchísimo la seguridad de tus instalaciones, y transmitirás profesionalidad y preocupación por la salud de tus clientes.

En el caso de que no estés en condiciones de contratar a alguien para esta labor, realízala tú. Márcate para ello unas pausas en tu jornada, en las que te dediques a desinfectarlo todo.

También puedes colocar sprays de gel hidroalcohólico y paños desechables en cada área de actividad, para que tus clientes desinfecten ellos mismos aquel material y maquinaria que usen, reforzando así la higiene general del centro. 

Explícales cómo hacerlo en carteles situados cerca de cada punto de limpieza que coloques.

Predica con el ejemplo

De nada sirve alentar a los clientes a comportarse con responsabilidad e higiene si nosotros mismos no lo hacemos. 

Por ello, es obvio que tanto tú como todo tu equipo debéis seguir escrupulosamente todas las normas de higiene y desinfección que implantéis en el local.

Vuestros clientes lo agradecerán, al tiempo que siguen vuestro ejemplo contribuyendo así a la seguridad de todos.

Líneas de negocio paralelas que aumentan la seguridad

Además de las medidas que adoptas en el centro, hacer foco en otras modalidades de servicio te permitirá atender a los clientes que no pueden acudir a tus instalaciones todavía, garantizando también su seguridad.

Puedes hacerlo así:

Refuerza tus clases online

Una parte de tu clientela va a seguir sin acudir presencialmente a tu centro por diversas razones: por ser población de riesgo ante el COVID-19, por haberse acostumbrado a las clases en línea durante la cuarentena, por no poder abonar los servicios presenciales en este momento, etc.

Debido a ello, es muy importante que no descuides este aspecto y puedas dedicar un tiempo a promover tus sesiones online, de forma que este tipo de cliente sienta que también piensas en su situación y puede seguir confiando en tus servicios a distancia.

Ofrece actividades al aire libre

En función del tamaño de tus instalaciones, cabe la posibilidad de que los clientes no puedan mantener la distancia de seguridad necesaria sin reducir drásticamente el aforo.

En otros casos, puede haber clientes que no se queden tranquilos entrenando en interiores, aunque se respete la distancia de seguridad.

Por estos motivos es muy buena idea disponer de unas sesiones al aire libre para las actividades más demandadas. Así, cualquier cliente podrá entrenar sin miedo a contagiarse.

Trabaja a domicilio

Si te es posible, ofrece también tus servicios a domicilio

Esta alternativa es la ideal para muchos clientes que, o bien no pueden desplazarse a tus instalaciones por algún motivo o no les inspira confianza estar en clase junto a otras personas, aunque sea al aire libre.

Si eres capaz de ofrecer alternativas para los casos más específicos, tus clientes sabrán que te preocupas por las seguridad de todos ellos, y esto sumará puntos a la percepción general que tienen de tu negocio: un sitio de confianza donde estarán a salvo y recibirán la mejor atención.

Un resumen de lo que te interesa

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector del fitness y el wellness.